Espasticidad: tratamiento

Actualmente no existe cura para la espasticidad severa. Sin embargo, hay una serie de opciones de tratamiento disponibles para la gestión de sus síntomas. Ellos incluyen:

  • Terapia de rehabilitación. La terapia de rehabilitación lleva generalmente a cabo en una clínica, un hospital o en casa. Puede incluir cualquier combinación de terapia física, ocupacional o del habla. Programas de terapia ocupacional y física, con la participación estiramiento muscular y ejercicios de rango de movimiento, y en ocasiones el uso de aparatos ortopédicos, pueden ayudar a prevenir el acortamiento del tendón.
  • Medicación oral. Los medicamentos orales pueden ayudar a algunas personas tratan los síntomas de la espasticidad. El tratamiento para la espasticidad puede incluir medicamentos como el baclofeno, tizanidina, dantroleno, diazepam o clonazepam.
  • Neurocirugías. Los procedimientos quirúrgicos incluyen rizotomía dorsal selectiva, en la que se cortan las raíces de los nervios dorsales (sensoriales).
  • Terapia de inyección. La terapia de inyección se administra generalmente por grupos de músculos específicos (por ejemplo, una mano, un pie, un hombro). Se pueden usar para relajar los músculos específicos.
  • Cirugía ortopédica. Las cirugías ortopédicas incluyen procedimientos de tejidos blandos como las transferencias tendinosas y osteotomías (corte de un hueso para cambiar su alineación). La cirugía puede ser recomendada para la liberación del tendón, a cortar la vía nerviosa-muscular, o la implantación de una bomba de baclofeno (terapia de baclofeno intratecal).